¿Qué necesitas saber de un Crédito Hipotecario?

Cinco pasos antes de realizar una compra

Antes de tomar la decisión de comprar una propiedad -ya sea tu primera vivienda, un segundo inmueble o para realizar una inversión- te recomendamos cinco pasos para que ésta sea exitosa:
 
1. Haz una lista básica
Piensa y anota todo lo que te gustaría que tuviera tu nuevo hogar, dependiendo de tus necesidades y las de tu familia: casa o departamento, número de piezas y baños, tipo de cocina, entre otros.
 
2. Establece un presupuesto
Puedes ayudarte simulando Créditos Hipotecarios para saber exactamente de cuánto dinero dispones. 
 
3. Infórmate sobre créditos
Una vez elegida la propiedad que quieres, averigua sobre los distintos tipos de créditos y la tasa de interés vigente en el momento de la compra. Te invitamos a conocer nuestro Crédito Hipotecario.
 
4. Considera temas legales
Debes conseguir el Estudio de Títulos de la propiedad que deseas comprar, ya que este documento da cuenta de los antecedentes del inmueble. Puedes hacerlo en el Conservador de Bienes Raíces correspondiente a la comuna donde se ubica el inmueble.
 
5. Haz una oferta al vendedor
Antes de ello, asegúrate de tener el Crédito Hipotecario aprobado.
 

Cinco gastos y trámites asociados a la compra

Además del Crédito Hipotecario, la compra de una propiedad incluye otros gastos a considerar:
 
1. Tasación 
Establece el valor comercial del inmueble. Este valor debe ser emitido por una entidad independiente del Banco. Mediante este certificado no sólo se conoce el valor real del inmueble, sino que además sirve de base para obtener el Préstamo Hipotecario solicitado.
Valor Referencial: UF 2,5 (*).

2. Estudio de Títulos y Escritura
Es un análisis de los antecedentes legales de un inmueble. Debe ser realizado por un abogado y su objetivo es establecer que la propiedad ha sido adquirida legítimamente por el propietario actual. Una vez estudiados los títulos, se confecciona la escritura, que es un contrato en el cual se otorga el crédito y se da en hipoteca a la institución que financia.
Valor Referencial: UF 5.
 
3. Gastos Notariales
Servicio de redacción y legalización de la escritura pública, certificada por el notario.
Valor Referencial: UF 3,3.
 
4. Inscripción en el Conservador de Bienes Raíces
Una vez firmada la escritura, se debe inscribir la propiedad en el Conservador de Bienes Raíces. Este es un registro de carácter público donde consta dominio, hipotecas y prohibiciones que afectan al inmueble.
Valor Referencial: 0,50% del avalúo fiscal o valor de venta (**).
 
5. Impuesto de Timbres y Estampillas
Es un impuesto a las operaciones hipotecarias, el cual se debe pagar al Servicio de Impuestos Internos en función del monto del crédito solicitado.
Valor Referencial: 1,2% del monto del crédito (***).
 
 
Nota: Valores referenciales a una operación estándar de compraventa con el Conservador de Bienes Raíces de Santiago, pudiendo ser diferente en Regiones.
 
(*) Valor mínimo tasación estándar de vivienda.
 
(**) Valor calculado sobre el porcentaje de avalúo fiscal o valor de venta. Este porcentaje señalado es estimativo y determinado por cada Conservador de Bienes Raíces.
 
(***) Valor estimativo calculado sobre el monto del crédito. El impuesto a pagar puede rebajarse a 0,60% para las compras de viviendas nuevas  DFL2 y dentro de los 2 años siguientes a la fecha de su recepción final.

Tipos de Créditos Hipotecarios

A la hora de comprar una propiedad, las personas tienen distintas preferencias. Algunas optan por ahorrar años para entregar un buen pie, otras prefieren pagar grandes dividendos para terminar su deuda lo antes posible y existen algunos casos en que esta inquietud no se plantea hasta que la persona decide pedir un Crédito Hipotecario.
 
Para simplificarte esta decisión, te damos algunos consejos para el momento de negociar el tuyo:
 
1. Crédito Flexible
Te permite elegir el monto del dividendo a pagar cada mes.
 
2. Crédito Clásico
Es aquel en que la tasa aplicada permanece invariable. Son recomendables si tu nivel de ingresos no te permite hacer frente a un alza significativa en la tasa de interés del mercado.
 
3. Crédito Preferente
Funciona con una tasa fija de interés, pero te permite prepagar sin costo ni restricciones.
 
4. Crédito Tasa Repactable
Crédito a tasa variable anual, muy conveniente cuando las tasas de corto plazo están bajas.
 
5. Crédito Tasa Mixta
Te permite acceder a una tasa fija inicial, la que puede cambiar a tasa variable. Esto te permite asegurar una tasa baja en el periodo inicial.
 
6. Crédito Universal. 
Mutuo Hipotecario Endosable Estándar a tasa fija, que puede compararse con productos similares en el mercado.